Langkulpen, dibujando el río

Esta es la vista desde la orilla de la cabaña de Langkulpen. Los pescadores hacen pequeñas hogueras y comparten café y salchichas si por casualidad se encuentran. Hay que considerar, que “el alquiler” del río, se hacer por días y tiene un coste muy elevado (unos 100€) , así que normalmente no hay nadie más. Mikael solía pescar unas 12 horas al día, y muchos días venía sin salmón a casa…así que imagina cómo de caro sale un kilo de salmón salvaje.

Tramo del río en Langkulpen

Y una última acuarela de Noruega, una iglesia protestante en Lakselv

Dibujo de Iglesia protestante de Lakselv

Dibujando cabañas de madera en Noruega

Estuve un mes entero en este lugar en mitad de la nada, sin agua corriente, sin luz, sin internet, y feliz.  Tener como novio a un fanático de la pesca del salmón te pone en estas situaciones, pero me encantó!  No paro de pensarlo, si me quitan el móvil hoy un día, me da un ataque de ansiedad. Como no tenía naaaada más que hacer, pues dibujaba. Esta es otra casita que estaba cerca de la que nos alojaba, pero donde había una vista del río mucho más amplia y bonita. Dibujar los paisajes de Noruega, mientras todos los mosquitos del mundo me picaban fue una experiencia inolvidable ;-)

Si te quieres hacer una idea de las vistas de las playas en el polo norte, aquí hay una muestra, Stabbursdalen.

Dibujo de cabaña de madera cerca de Lakselv, para los amantes de la pesca del salmón.