PESCANDO SALMONES en Noruega

Pasé un estupendo mes en esta cabina, en mitad de las montañas de Lakselv, sin electricidad, ni agua corriente, ni cuarto de baño, ni internet. A cuatro kilómetros andando entre medio de bosques, y teniendo que atravesar el rio en una barca para llegar a nuestro refugio (otro día explicaré el momento estúpido en el que me caí al agua…inolvidable)

 Y fui feliz. La temperatura era apróximamente de 10 grados y los mosquitos nos comían. Nunca imaginé que pudiera haber tantos mosquitos en un país tan frío! Fuera de la cabaña (donde permanente  era de día porque estábamos en Julio) siempre había algún animal esperando. Un pequeño leming, un reno, y en alguna ocasión un espectacular alce.

El Cabo Norte está a unos 90 Km de esta localidad. Todo el camino hasta llegar a esta lugar desde el sur de Suecia, está bordeado por estas flores rosas que además de ser bonitas son comestibles. Los locales incluso hacen un licor de ellas.