Mi gato Filippo

Tengo un gato persa absolutamente vago y precioso. Mientras yo dibujo, él en general se obstina en tirarme los pinceles, beber del agua de las acuarelas, y mover todo lo que puede. Igualmente, me encanta tenerlo cerca. Estos son un par de esbozos en su hora de la siesta, osea, de 4 a 8 de la tarde…